To install click the Add extension button. That's it.

The source code for the WIKI 2 extension is being checked by specialists of the Mozilla Foundation, Google, and Apple. You could also do it yourself at any point in time.

4,5
Kelly Slayton
Congratulations on this excellent venture… what a great idea!
Alexander Grigorievskiy
I use WIKI 2 every day and almost forgot how the original Wikipedia looks like.
What we do. Every page goes through several hundred of perfecting techniques; in live mode. Quite the same Wikipedia. Just better.
.
Leo
Newton
Brights
Milds

International Standard Name Identifier

De Wikipedia, la enciclopedia libre

El Identificador Estándar Internacional de Nombres (ISNI, siglas de su nombre en inglés: International Standard Name Identifier) es un sistema para identificar de forma inequívoca las identidades públicas de quienes contribuyen a contenidos en medios como libros, programas de televisión y artículos de periódicos. Este identificador está formado por 16 dígitos. Puede, opcionalmente, presentarse dividido en cuatro bloques.

Se desarrolló con los auspicios de la ISO como Borrador de Norma Internacional 27729; la norma válida se publicó el 15 de marzo de 2012. El comité técnico 46, subcomité 9 (CT 46/SC 9) es responsable del desarrollo de la norma.

El ISNI se puede utilizar para eliminar ambigüedades en nombres que de otro modo podrían confundirse y vincula los datos sobre nombres que se recopilan y utilizan en todos los sectores de la industria de los medios.

YouTube Encyclopedic

  • 1/3
    Views:
    324 740
    419 442
    8 495
  • Les français ont-ils un problème avec l'anglais? - MLTP#9
  • 3000+ Common English Words with Pronunciation
  • J. Krishnamurti - Ojai 1982 - Discussion with Scientists 2 - Psychological suffering

Transcription

Hace unos días, tuve un debate con unos amigos: algunos consideraban que el inglés era un idioma increíblemente fácil, mientras que otros consideraban por el contrario que era increíblemente difícil. Entonces, por eso, quería indagar un poco más. E investigué. Entonces, el inglés, ¿lengua fácil o demasiado difícil? Esto es precisamente lo que vamos a ver en este episodio de "Mi lengua al gato". [Mi lengua al gato #9: ¿Tienen los franceses un problema con el inglés?] #Subtítulos: El Micà. ¡Hola YouTube! Para este vídeo, voy a pediros que tratéis de imaginar que hablamos de otro idioma distinto del inglés. Ya que hay fuertes posibilidades de que habléis inglés, que ahora se ha impuesto claramente como primera lengua viva en todos los países de Europa, habrá que ver las cosas con perspectiva. En pocas palabras, sigamos. En primer lugar, para entender por qué algunos ven el inglés como un idioma más bien fácil, echemos un vistazo a su gramática y hablemos pues de lo que haría del inglés una lengua más bien fácil para un francófono. Entre los elementos que más a menudo vuelven, nos encontramos por ejemplo con la facilidad de conjugar y el funcionamiento del verbo en general, que sería bastante simple. Luego, tenemos la falta de género. Sólo hay un artículo, no hay palabra masculina, neutra o femenina: "the girl" , "the boy" ; "a girl" , "a boy". [NDT: "La chica", "el chico" ; "una chica" ; "un chico"]. No hay caso gramatical, es decir que no hay declinación. También hay cierta proximidad léxica: si, por ejemplo, tomo un texto al azar de los que os he puesto en las fuentes, que tomo un par de frases, conseguimos entender bastante bien lo que significan las palabras. Pero ¿por qué, entonces, los franceses son tan malos en inglés? Esto es cierto y si tan sólo nos fiamos de las estadísticas, los franceses son bastante malos en inglés: el 70% de los adolescentes, en el año 2012, según una encuesta realizada por la Comisión Europea, tan sólo tenía el nivel de principiante en la lengua de Shakespeare, y si ampliamos un poco nuestra muestra, observamos que los franceses con mal nivel en inglés vienen representados por todos los sectores, todas edades y todas clases sociales confundidas. Entonces, ¿son los franceses los que son malos en inglés, o es el inglés el que es demasiado difícil? Tendemos a culpar la Educación nacional que no desempeñaría su papel o que estaría particularmente fuera de onda. El aprendizaje de los idiomas simplemente sería mejor por otros lares. Sin embargo, ¡los franceses son bastante buenos en español! (¿verdad, Irene? ;) ) Así que pongamos que éste no sea el problema principal, de dónde vendría esta dificultad que los franceses tienen con el inglés? Pues, el inglés quizás sea simplemente un idioma difícil. En primer lugar, aunque sólo fuera por la fonología: el inglés, si tomamos las dos variedades las más comunes que son el inglés británico y el inglés americano, de los cuales se puede considerar para ambos que sirven hoy de estándar, representan entre 23 y 25 consonantes; entre 9 y 13 vocales cortas a las cuales hay que añadir 5 vocales largas; entre 5 y 8 diptongos y hasta 5 triptongos. o sea un total de entre unos 42 y 56 fonemas. Luego es una lengua muy rica fonológicamente hablando. En comparación, el francés tiene entre 21 y 23 consonantes; entre 14 y 16 vocales; y en francés no hacemos, para la mayoría de los hablantes, ninguna distinción entre vocales largas y cortas, el número de diptongos en francés se sigue debatiendo ampliamente, así que yo no voy a especular en cuanto a su número, pero de todos modos es inferior respecto al que hay en inglés, y en francés, no existe ningún triptongo. Por lo tanto, en francés, tenemos unos 39 fonemas más o menos. Asimismo, por ejemplo, las consonantes [ver vídeo] o también las vocales [ver vídeo] son muy difíciles de pronunciar para un francófono - por cierto, ahí seguramente os habréis dado cuenta de que me costó un huevo decirlos. Y, por otra parte, cierto es que uno puede hacerse entender sin pronunciarlos a la perfección. Pero para los francófonos, las palabras [ver vídeo] pueden ser particularmente complejas, sobre todo que se les puede confundir con [ver vídeo] Del mismo modo, diferenciar [ver vídeo] será particularmente complicado. Del mismo modo, los franceses no percibirán necesariamente la diferencia entre vocales cortas y vocales largas, cuando esta diferencia puede ser fundamental en inglés. "bitch" y "beach" son dos palabras muy diferentes, por ejemplo, [NDT: "Zorra" y "playa"] porque se oponen, entre otras cosas, por su longitud. A menudo, la acentuación también es un problema. En francés, el acento tónico no es muy relevante, porque no sirve para diferenciar las palabras entre sí. En inglés, en cambio, el acento tónico es esencial, y no siempre es predecible. En primer lugar, si "increase", o "import" pueden interpretarse [NDT: "aumento/aumentar" o "importación/importar"] como sustantivos a la vez que como verbos, para los francófonos en realidad, "increase" e "import" se pronuncian distintamente dependiendo de si se trata de un sustantivo o un verbo. El sustantivo lleva el acento en la primera sílaba y el verbo en la segunda. Por lo tanto, oponemos "INcrease" a "inCREASE", e "IMport" a "imPORT". La pronunciación del inglés es el primer obstáculo para su aprendizaje, ya sea para los francófonos, pero también para hablantes de otros idiomas. (¿¿hispanohablantes, por ejemplo?? ^^) Es particularmente difícil de dominar pero también es lo más importante, ya que es antes que todo gracias a esto que puede haber comprensión. Pero, alejándonos de los sonidos, veamos otros elementos que pueden, precisamente, hacer que el inglés sea una lengua difícil para los francófonos, entre otras cosas la gramática. En inglés, vimos anteriormente que la estructura de verbo es particularmente fácil de dominar: no hay realmente conjugación excepto una "-s" a la tercera persona del singular. Por lo que, en inglés, tenemos una facilidad manifiesta para expresar acciones. Excepto que unas estructuras tales como las que están en la base de la interrogación o la negación que requieren todas un auxiliar o un verbo modal, son aún con todo estructuras particularmente extrañas al principio. Y hablando de auxiliares y de verbos modales por cierto, algunos no pueden ir conjuntados, y nos vemos obligados a recurrir a lo que llamamos perífrasis. Asimismo, no podemos decir: "I become not", sino: "I don't become". [NDT: "No me convierto en"] A pesar de que esto fuera todavía vigente en la época de Shakespeare. No podemos decir: "I will can" [NDT: "yo podré"], porque el verbo "will" no puede estar asociado con el modal "can". Por lo tanto debemos decir: "I will be able to" o sea: "Voy a ser capaz de". Y en francés no existen en absoluto este tipo de límites estructurales. La negación no tiene necesidad en absoluto de un auxiliar para funcionar, ni las preguntas, por cierto, y los verbos que expresan una modalización en francés pueden conjugarse a todos los tiempos. También hubiéramos podido mencionar: "I will must", que se convertirá en: "I will have to" [NDT: "Tendré que" ; "Voy a tener que"] "have to" significa "deber", al igual que "must". Y por otra parte observamos que "have to" se compone de un verbo muy común, ya que es el verbo "have", que significa "haber/tener" y una preposición muy común también. La combinación de estos dos elementos, sin embargo, no se puede adivinar viendo estos elementos de forma independiente. Y ésta es otra dificultad del inglés, ya que encontramos muchísimas locuciones fijas, cuyo significado es absolutamente imposible de adivinar. Por ejemplo, os dejo adivinar lo que significan "to see off", "to bring about", "to do someone in". Venga, os pongo también una traducción de los verbos aquí representados unos segundos, antes de que el resultado se vea en pantalla y... aquí tenéis. [NDT: "reconducir" ; "arrastrar" ; "matar"] El sentido no tiene mucho que ver con el verbo básico. Siguiendo otro poco con los verbos, tenemos aún con todo 6 tiempos diferentes cuyos valores no coinciden exactamente con los del francés. Seguimos encontrando todavía construcciones en presente del subjuntivo, tenemos un presente del condicional y un pasado del condicional, todos los tiempos pueden declinarse con la forma progresiva con la construcción "be + -ing". [NDT: "estar + gerundio"] Hay que saber que el calco del francés no concuerda bien con los tiempos en inglés: "il est arrivé hier" no se traduce con: "he has arrived yesterday", [NDT: "ayer ha llegado/llego"] sino con "he arrived yesterday". Tengamos en cuenta también que el pretérito, que es sin duda el tiempo más emblemático del inglés, implica al menos 283 verbos irregulares repartidos en 13 modelos diferentes, de los cuales 6 representan un solo verbo. En cuanto al número de declinaciones, o, para ser más exactos, el número limitado de flexiones - Sí, un poco de jerga nunca ha hecho daño a nadie - sin duda es una ventaja, pero esta ventaja tiene un precio: el contexto. Un ejemplo: ¿cómo traducir: "short breathing exercises"? ¿Acaso se tratan de "cortos ejercicios de respiración" o de "ejercicios de respiración corta"? Pues de ambos... Todo depende del contexto. El contexto a menudo es la única manera de eliminar cualquier ambigüedad, y esto es algo con lo cual los francófonos deben aprender a tener cuidado, en particular, porque es la morfología la que se encarga de esto en francés. Finalmente, la ortografía inglesa es una de las más complicadas de Europa. De hecho, la pronunciación de sólo la mitad de las palabras inglesas pueden deducirse por su ortografía. A modo de ejemplo, la letra "A" se pronuncia de 12 formas distintas en función de las palabras, la letra "E" de 9 formas distintas, la letra "U" de 11 formas distintas. El sonido [u] también puede escribirse de 18 formas distintas, por ejemplo. El inglés también tiene muchas consonantes mudas, a veces añadidas para que coincida con la etimología. "debt" [NDT: "deuda"] se escribe con b en el interior, para remitir al latín "debitum". "knee" [NDT: "rodilla"] se escribe con "k" para remitir al viejo inglés "cneowian". Lo mismo ocurre con "psychology" o "pneumatic", por ejemplo, cuya "p" no se pronuncia en absoluto. [NDT: igual que en Ñ ^^] La lengua inglesa no se asocia con ningún instituto en particular, que esté al cargo de estandarizar la ortografía. La consecuencia es que las palabras tomadas lo están por lo general con su ortografía. "czech", por ejemplo, se escribe con "cz", que es un dígrafo tomado de las lenguas eslavas. Por último, muchas letras, o combinaciones de letras, están asociadas con muchos sonidos diferentes, hasta tal punto que, entre todas las palabras que veis en pantalla, que acaban todas igual (o casi), ninguna rima con otra. Siguiendo el orden, estas palabras riman con: "toe" , "cuff", "off", "up", "cow", "blue", "caught", "loch", "thorough", "hock". [NDT: aquí es fonología, no se requiere traducción] En fin, ya está, creo que ya veis a dónde quiero ir a parar: el inglés no es una lengua fácil que digamos. Hablando de ortografía, el lingüista Phillip Seymour, de la Universidad de Dundee, indagó un poco el tema: dictaminó que el inglés era la lengua más difícil de todas las lenguas europeas para ortografiar. Le hace falta a un niño británico cerca de dos años y medio para dominar los códigos de la escritura correctamente, Y la tasa de dislexia de Inglaterra se halla entre una de las más altas de Europa. Pequeño anécdota interesante, pero que no tiene mucho que ver: algunos se dedicaron por diversión a investigar cuál era la lengua más extraña del mundo, basándose en 165 caractéristicas gramaticales - así, contra más común es una característica, menos rara queda la lengua. Partiendo de una base de 711 idiomas analizados, el inglés sigue siendo clasificado como el 33° más extraño, mientras que unas lenguas como el turco o el lituano se encuentran entre los idiomas menos raros por haber. Así, el inglés, que nos puede parecer universal, con una estructura gramatical más bien simple, en realidad está a años-luz de la idea que tenemos. Por otra parte, para un hablante del indonesio, del mandarín o del japonés, el inglés debe ser particularmente difícil de dominar. - Así que el inglés es complicado, el inglés es difícil, blablabla, vale, pongamos. Entonces, ¿por qué el inglés a veces parece tan fácil? Bueno, pues hay varias razones para esto. Se puede resumir en dos palabras: Globish, Franglés. Convivimos indirectamente con el inglés todos los días. Grán parte de los productos culturales nos llegan directamente de países de habla inglesa, por lo tanto, es casi natural ver una película cuyo título está en inglés, con actores que llevan nombres en inglés, que hacen referencia a la cultura anglosajona, o a marcas americanas. Dichas marcas que, por otra parte, se exportan y que llegan hasta aquí, con eslogans en la lengua de Shakespeare. En Francia, también se tiende a americanizar los productos culturales o el entretenimiento puesto que el inglés vende: aquí, por la televisión, muchos programas populares optaron por títulos anglófilos, dándole de lado, de paso, a la ley Toubon [NDT: ley que requiere traducción sistemática al francés] - de la cual volveremos a hablar más adelante - y utilizando una jerga cuyos términos se derivan principalmente del inglés. Incluso las marcas francesas, para la exportación, "anglicizaron" sus filiales, sus eslogans y sus servicios. Excepto que aquel inglés, que nos es familiar, el uso que le damos no siempre se corresponderá con el uso de un anglófono. De este modo, tenéis la sensación de estar inmersos en la lengua inglesa desde siempre: América y su cultura forman cada vez más parte de nuestra vida cotidiana, y esto afecta a todos los países de Europa, (...¿España, por ej.? ^^) si no es al mundo entero. Así, cuando estáis de viaje y conocéis a personas que no hablan vuestro idioma, esta cultura anglosajona o anglo-americana será, de alguna manera, uno de vuestros referentes comunes, y lo más probable es que os comuniquéis en inglés. Un inglés que os será familiar, por cierto, y un inglés con el que os podréis hacer entender. Esto puede inducir una sensación de dominio de la lengua inglesa, cuando en realidad probablemente no utilicéis otra cosa que el llamado "Globish", es decir, el inglés "lingua franca" el inglés vehicular, el inglés de aeropuerto. Retomando tan sólo el ejemplo de la pronunciación de los sonidos de la lengua inglesa, es por lo menos tan difícil para un italiano, para un checo, para un griego de dominarla como lo puede ser para un francés, y sus dificultades son en realidad bastante similares a las que un francés tendrá que enfrentar. Asimismo, sin duda no os costará mucho entender a un italiano que habla inglés, mientras que un inglés, por su parte, igual se sentirá desorientado. El globish, también llamado el "broken english" [NDT: "inglés roto"] de hecho es una buena manera de hablar con personas que no hablan francés, pero que no son hablantes nativos de inglés. Pero el globish no coincide con el inglés que estudiasteis en el colegio, tampoco se corresponde con el inglés vernacular de los países de habla inglesa. Más bien se trata de una versión "empobrecida" del inglés. De hecho, no tiene nada de pobre, eh, pero es un poco la idea de que la gente se hace. Así, el Globish puede dar a los francófonos, al igual que a otros por cierto, (¿indirecta? ^^) la sensación de dominar un idioma que, sin embargo, les parecía difícil de aprender en el colegio. Pero, de hecho, en este caso, sólo se trata de una cortina de humo. Pequeña digresión: a la élite de habla inglesa no le gusta, pero vamos, ni en pintura, el Globish. Se piensan que es una lengua degenerada y que pone en peligro el futuro de la lengua de Hamlet. (A pesar de que Hamlet - entre paréntesis - no se escribió en un inglés contemporáneo que digamos, en fin). Luego: el Franglés. El Franglés es una variedad del francés que recurre a anglicismos en masa. Estos últimos pueden dar la sensación a los que se topan con esto de estar inmersos en una inmersión lingüistica anglófona. Excepto que existen una gran cantidad de términos que, en realidad, sólo se utilizan en Francia, que los anglófonos no entenderían, más aún con el significado que se les da. Así, palabras como "forcing", "bronzing", "camping", "smoking", [NDT: "presión continua", "bronceado", "cámping", "traje"] "fooding", "footing", "zapping", [NDT: "alimentación", "salir a correr", "ir cambiando canales/zápin"] muchas otras palabras en "-ing", por cierto, son palabras que no existen en inglés, o palabras que tienen un significado muy distinto. Palabras tales como "clap", "dreads" [NDT: "clap" de pelicula ; "dreads"="rastas" (pelo)] o incluso una expresión como "finger in the nose" [NDT: "finger in the nose"="está chupao"] son poco o nada entendibles para nativos de habla inglesa en el uso que se les da en francés. Podríamos ampliar la lista, ya que existen un montón de otros más: "pin's", "babyfoot", "klaxon", "fastfood", [NDT: "chapas" ; "futbolín" ; "pito" ; "comida rápida"] "flipper", "luxomania", "playback", etc. [NDT: "petacos" ; "esmaltería" ; "playback"] El Franglés, es algo particularmente vicioso, pues, ya que puede crear la ilusión de utilizar palabras inglesas, cuando en realidad se usan creaciones puramente francesas, en este caso. Observemos que el Franglés también utiliza más bien la fonología de la lengua francesa. Las palabras inglesas son, pues, por así decirlo, fonológicamente adaptadas a la lengua francesa. - Así que el inglés es difícil, bueno, está bien. Puede parecer fácil, entonces, si lo he entendido bien, porque nos topamos a diario con el inglés, y porque, entonces, nos pueden entender los alófonos. Hasta este punto, vale. Pero, entonces, si acaso impusiéramos el inglés a una edad más temprana, si acaso lo impusiéramos, qué sé yo, ya desde primaria, o incluso en infantil, se resolvería el problema, ¿verdad? Por lo tanto, ¡hablaríamos como personas para quienes el inglés es lengua materna! A ver, por una vez, de hecho podríamos resolver bastantes problemas incluyendo el problema de la fonología: cuanto más pronto se aprende una lengua, más fácil será identificar los diferentes sonidos de una lengua. Cuando empezamos a aprender inglés, al empezar secundaria, como es el caso mayoritariamente en Francia hoy en día, la forma de aprender es distinta. Y asimilar la fonología compleja del inglés entonces queda mucho más complicado. Y para reanudar con la pregunta del principio, no es tan sencillo, porque para aprender una lengua, debe haber una necesidad. Ahora bien, el francés son 274 millones de hablantes, de los cuales 212 millones que lo utilizan a diario. Es una lengua de enseñanza universitaria, en Francia, por supuesto, pero también en muchos países europeos, y también fuera, como en el Magreb. La Organización Internacional de la Francofonía incluye 80 países; el francés es el idioma oficial de las Naciones Unidas y más de 100 millones de estudiantes aprenden el francés como lengua extranjera. (como en Alcalá o Jaca, por ejemplo... ^^) Todos o casi todos los productos culturales están disponibles en francés, que se trate de películas, libros, series, que se produzcan directamente en Francia, o que estén traducidos. Añadamos a esto que Francia es un país predominantemente monolingüe, pero que también la mayoría de los franceses no tienen necesidad alguna de un idioma extranjero para la vida cotidiana. Para muchos, por cierto, no han estado nunca en contacto, y probablemente nunca estarán, de hecho, en contacto con alguien cuya lengua materna es el inglés. Por lo tanto, a menudo se compara Francia con los países nórdicos, que tienen mucho mejor nivel en inglés... Pero, de hecho, ¡la situación es poco comparable! La gramática de las lenguas escandinavas es mucho más cercana del inglés, y el inglés está muy presente en estas sociedades ya que la necesidad es fuerte. Un danés tendrá pues una necesidad casi vital de hablar un idioma extranjero para poder traspasar sus fronteras o aunque fuera por tener una ventana abierta sobre el mundo globalizado. Un ejemplo más interesante de hecho sería examinar el de Quebec. Allí, una parte de la población es de habla inglesa y el inglés es obligatorio en los colegios como lengua extranjera a partir de los 7 años. Quebec también es y sobre todo es un islote de 8 millones de personas en medio de un continente donde se encuentran unos 350 millones de anglófonos. Por lo tanto, si los galos, al igual que los quebequeses, hablan francés, los quebequenses tienen mucho mejor nivel en inglés; ¡pero aquí la situación es diferente! Los quebequeses están mucho más expuestos al inglés, y su necesidad es mucho más fuerte, pues. Contexto distinto + necesidades distintas = resultados distintos. Observemos también que Quebec recurre casi sistemáticamente a nativos para enseñar inglés, nativos que tienen allí mismo. Lo cual, digámoslo, hay que admitir que es una ventaja considerable. - Pero, entonces, ¿por qué no dejar de traducir los programas, o de doblarlos? ¿Por qué no dejar de traducir los libros? Si estuviéramos obligados de hablar inglés, ¡por la fuerza tendríamos mejor nivel en inglés! ¿Y por qué no, por cierto, poner algunos cursos universitarios en inglés, como es el caso en otros países de Europa? ¡Resolvería el problema, eso también! Es bastante gracioso que lo menciones porque en Francia, la política lingüística es más bien anglófila, mientras que en Quebec es más bien anglófoba. Qué curioso, ¿eh? Pero para contestar a tu pregunta... sí y no. En primer lugar, porque crea una necesidad artificial, y uno podría preguntarse en qué imponer el inglés hasta tal punto sería rentable al final - ya lo hablaremos en otro vídeo orientada sobre los peligros del inglés para la diversidad lingüística, justamente. Pero este tipo de política muy anglófila tiene unos cuantos inconvenientes. En primer lugar, imponer una lengua puede causar resistencia que sería absolutamente contra-producente para el aprendizaje. También podríamos temer una pérdida de acceso a la cultura para todo un sector de la población, etc, etc. Y, además, me recuerda una cita de... ya no sé quién... y no recuerdo con exactitud cómo era... Pero, básicamente, rezaba así: « Cuanto más aprende un pueblo una lengua extranjera, menos extranjeros aprenderán la lengua de este pueblo. » Por lo tanto, si retomamos el inglés como ejemplo, lengua aprendida por todos, los anglófonos tienen justamente poco interés por las lenguas extranjeras precisamente porque pueden acceder a todo lo que quieran en su lengua materna. Su necesidad de aprender otros idiomas luego es poco importante o incluso inexistente. Vale, ya veo, no estoy seguro de haberlo entendido todo, pero creo que un resumen no nos vendría nada mal. En resumen, las dificultades del francés frente al inglés se explican por varios motivos. En primer lugar, el inglés es una lengua compleja, mucho más de lo que cabría esperar. Les guste o no, por cierto, a los que nos lo venden como una lengua sencilla. Bajo esta sencillez en realidad se esconden varias cosas que pueden resultar engañosas. En primer lugar, están el Globish y el Franglés: la primera es una variedad del inglés y la segunda es una variedad del francés fuertemente influenciada por anglicismos. Pero el inglés que encontramos en estas dos variedades lingüísticas no tiene por qué ser coherente respecto al inglés vernacular de los países de habla inglesa. Por lo tanto, hay que distinguir claramente estas dos variedades lingüísticas, con las cuales nos topamos ampliamente en los medias, por ejemplo, del inglés estándar. Pero, sobre todo, los franceses no tienen una gran necesidad de aprender inglés, e imponerles más horas de aprendizaje no cambiará el problema en absoluto. Si el estudiante no tiene utilidad alguna de hablar esta lengua más adelante, si no tiene necesidad alguna, da igual que se le impongan 3, 6, 10 horas semanales de inglés, de ninguna manera creará el bilingüe con el cual todos los maestros sueñan. Así que los franceses, de hecho, no son malos en inglés en absoluto por ser unos gandules, o porque la enseñanza sea especialmente mierdosa en Francia. Todo eso se explica sociolingüísticamente. Por último, antes de invitaros a que me sigáis en Twitter, en Facebook, o también a incentivar el canal a través de Tipeee, quisiera invitaros a reflexionar sobre la importancia del inglés en la actualidad. De hecho, hoy en día, ¿acaso es realmente necesario aprender inglés? Ya que el hecho que sea necesario hace que lo aprendemos, pero el hecho de que lo aprendemos lo convierte en necesidad. Esto es claramente un círculo vicioso. Con este pensamiento, os dejo, y mientras tanto, yo os digo: ¡Adiós!

Índice

Usos de un ISNI

El ISNI permite que una sola identidad (tal como el seudónimo o el pie de imprenta utilizado por un  editor) sea identificada utilizando un solo número. Este número único puede entonces vincularse con cualquiera de los muchos otros identificadores que se utilizan en las industrias de los medios para identificar nombres y otras formas de identidad.

Un ejemplo del uso de un número como ese es la identificación de un intérprete musical que también es escritor tanto de música como de poemas. Si bien podría identificarse en muchas bases de datos diferentes utilizando numerosos sistemas de identificación privados o públicos, con el sistema INSI tendría un solo registro de enlace ISNI. Las muchas bases de datos diferentes podrían, pues, intercambiar datos sobre esa identidad particular sin tener que recurrir a métodos enrevesados como la comparación de cadenas de texto. Un ejemplo que se podría citar en español es la dificultad encontrada cuando se identifica a 'María García' en una base de datos. Si bien puede haber muchos registros para 'María García', no siempre estará claro qué registro se refiere a la 'María García' específica que se requiere.

Si un autor ha publicado bajo diversos nombres o seudónimos, cada uno de ellos recibirá su propio ISNI.

Las bibliotecas y archivos pueden usar el ISNI cuando comparten información de sus catálogos, para una búsqueda de información en línea y en bases de datos más precisa, y puede ayudar a la gestión de derechos más allá de las fronteras nacionales y en el entorno digital.

ORCID

El identificador ORCID (por su nombre en inglés: Open Researcher and Contributor ID) consiste en un bloque de identificadores ISNI reservados para investigadores académicos[1]​ y administrado por una organización diferente.[1]​ Los investigadores pueden crear y reclamar su propio identificador ORCID[2]​ Ambas organizaciones coordinan sus esfuerzos.[1][2]

Gestión del ISNI

El ISNI es gestionado por una 'Agencia Internacional', comúnmente conocida como la ISNI-IA[3][4]​ Esta compañía sin ánimo de lucro, registrada en el Reino Unido, ha sido fundada por un consorcio de organizaciones del que forman parte la Confédération Internationale des Sociétés d´Auteurs et Compositeurs (CISAC), la Conference of European National Librarians (CENL), la International Federation of Reproduction Rights Organisations (IFRRO), la International Performers Database Association (IPDA), el Online Computer Library Center (OCLC) y ProQuest. Está regida por directores propuestos por estas organizaciones y, en el caso de la CENL, por representantes de la Bibliothèque nationale de France y la British Library.

Asignación de un ISNI

La ISNI-IA utiliza un sistema de asignación que comprende una interfaz de usuario, un esquema de datos, desambiguación, algoritmos y bases de datos que cumplen con las exigencias de la norma ISO, mientras que también utilizan la tecnología existente donde es posible. El sistema se basa en primer lugar en el servicio VIAF (Fichero de Autoridades Virtual Internacional) que desarrolló el OCLC para utilizarlo en la agregación de catálogos de bibliotecas.

El acceso a al sistema y base de datos de asignación y a los números que se generan como resultado del proceso están controlados por organismos independientes conocidos como 'agencias de registro'. Estas agencias de registro tratan directamente con los clientes, asegurándose de que los datos se suministran en formaros apropiados y compensado a la ISNI-IA por el coste de mantenimiento de sistema de asignación. La ISNI-IA nombra las agencias de registro pero se gestionan y financian independientemente.

Véase además

Referencias

  1. a b c «What is the relationship between ISNI and ORCID?». About ORCID. ORCID. Consultado el 29 de marzo de 2013. 
  2. a b «ISNI and ORCID». ISNI. Archivado desde el original el 4 de marzo de 2013. Consultado el 29 de marzo de 2013. 
  3. «ISNI». Consultado el 19 de diciembre de 2014. 
  4. «About the ISNI International Agency». Consultado el 19 de diciembre de 2014. 

Enlaces externos

Esta página se editó por última vez el 8 sep 2018 a las 14:16.
Basis of this page is in Wikipedia. Text is available under the CC BY-SA 3.0 Unported License. Non-text media are available under their specified licenses. Wikipedia® is a registered trademark of the Wikimedia Foundation, Inc. WIKI 2 is an independent company and has no affiliation with Wikimedia Foundation.